Lilo que no florecía, vuelve a florecer

Lilo que no florecía, vuelve a florecer

El problema del Lilo:

El 9 de Marzo de 2018, me contactó una señora que tiene un huerto ecológico en Murcia, en la localidad de Archena. Me comentaba en el correo electrónico de que desde hacía 2 años había plantado en su huerto un Lilo, el cual le habían regalado unos amigos. Desde entonces la planta solo echaba hojas, pero no muchas y que además no florecía.  Un detalle muy importante para mí es que la señora me escribió que el Lilo se veía como débil y cansado, como cuando caminamos mucho y nos duelen las piernas. También me comentó que no usaba químicos, todo lo que utiliza en su huerto es ecológico.


A simple vista, dada la época del año, todo parecía estar bien, pero por la preocupación de la dueña del Lilo, pues decidí estudiar el caso a fondo e interpretar lo que me explicaba.  Además, le pedí más información relacionada con las variaciones de las temperaturas desde que la planta estaba en su huerto o si había sufrido el ataque de alguna plaga.

La respuesta fue casi inmediata y me comentó que justo al mes de haber plantado el Lilo, hubo una gran helada en zona que afectó a casi todos los cultivos. Pero que no le había afectado ninguna plaga.

Síntomas importantes:

Síntomas que en mi opinión podía utilizar para lograr una buena repertorización.

  1. Trastornos por exposición al frio helado.
  2. Problemas relacionados con la asimilación de nutrientes.
  3. Problemas de crecimiento.
  4. Problemas de adaptación al nuevo lugar.
  5. Sensación de abandono.
  6. Exceso de nutrientes en el suelo.

Trasladar esos síntomas al repertorio homeopático. Haciendo uso de la imaginación realice la siguiente repertorización:

El Tratamiento

Desde el principio yo había pensado en Calcárea phosphorica o carbónica. Pero ahora tenía la certeza, sobre todo después de buscar en la materia médica y comparar los primeros medicamentos que arrojaba la repertorización. Por lo que le prescribí Calcárea phosphorica 30CH.

Posología: 3 gránulos disueltos en 1litro de agua, mezclar bien y luego regar la planta, después de la puesta del sol, pues si el sol es muy fuerte se seca muy rápido y el efecto no es el mismo. Tres aplicaciones una cada 3 días.

Le pedí que me enviara fotos cuando notara cambios, tanto si eran peores como mejores.

Resultado:

Un mes más tarde cuando yo ya no recordaba el caso del Lilo, me volvió a escribir y me dijo que la planta tenía más hojas, pero no me envió fotos. Le recomendé que repitiera una vez más pero ahora un solo riego. Pasado otro mes entonces si recibí fotos de las maravillosas flores del Lilo. Son las fotos que les muestro a continuación

Ayudando al planeta, Niurka Meneses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.